Libros

Mercado y sociedad, La utopía política de Friedrich Hayek

Autor(es)

Editorial

Eds. Universidad Uminuto

Año

2015

Páginas

332

ISBN / ISSN

ISBN 978-958-763-115-9
Mercado y sociedad, La utopía política de Friedrich Hayek
Mercado y sociedad, La utopía política de Friedrich Hayek

El autor es un filósofo político chileno, doctor en filosofía en la Universidad de París 8 y profesor de la Universidad de Chile. Desde los ochenta está publicando estudios sobre liberalismo, teoría de la democracia y neoliberalismo, especialmente sobre Hayek. El autor justifica su interés por Hayek; considera que ha sido tan influyente desde los setenta del siglo pasado como lo fue Keynes, con una diferencia importante: no fue solo un gran economista, sino un importante teórico social y político. El libro presenta su “visión de mundo” que comprende una teoría antropológica, ética, jurídica, de la historia, el mercado y otros aspectos. Asimismo, afirma que es el más importante teórico de la globalización no porque la haya propiciado, sino por su contribución a la desestructuración del Estado de Bienestar y del capitalismo regulado, para sustituirlo por su modelo de mercado desregulado se ha convertido en su imaginario y modelo universal.

La obra, en versión impresa y digital, está escrita para un público universitario amplio, con notable claridad y precisión. Su interés excede a los lectores de filosofía por la amplitud de su temática y la relevancia del autor. Su metodología diferencia entre “comprensión” y “crítica”, entre el nivel expositivo y el evaluativo (Cap. 16.1). En las dos primeras partes del texto ofrece una exposición ordenada, sistemática y ecuánime sobre los principales aspectos de su concepción del hombre (individualismo, evolución, libertad, igualdad, ética, relación a las normas sociales y racionalidad); así como de la sociedad (su concepto, historia, derecho, poder, educación, economía, crítica a las democracias y nuevo modelo político). Vergara demuestra que la concepción hayekiana del mercado es el centro de su teoría del hombre y de la sociedad. Esta se funda, como reconoce Hayek, en una creencia no demostrada que el mercado posee una tendencia de autorregulación y al equilibrio de sus factores productivos.

La Tercera Parte de “Análisis crítico” expone diversos cuestionamientos de autores europeos y latinoamericanos al pensamiento hayekiano: en su relación al liberalismo clásico y en su concepción del Estado y del mercado. En el capítulo siguiente ofrece un análisis epistemológico del discurso hayekiano que muestra que estamos ante un sistema cerrado de enunciados, diferente del discurso filosófico y de las ciencias sociales contemporáneos, y análogo al de la teología política (Cap. 17). Su examen demuestra que la antropología y teoría social hayekianas son economicistas. Es decir, están basados en una concepción del homo oeconomicus, cuya principal actividad es la económica y en la idea de que el desarrollo y progreso de la humanidad corresponde a la ampliación y profundización de las relaciones mercantiles (Cap. 18).

El autor destaca que Hayek posee una idea instrumental de la democracia. Es un medio para asegurar el orden social del mercado y su predominio en todos los ámbitos sociales. Hayek cuestiona las democracias contemporáneas que permiten el intervencionsmo estatal ene. Orden económico. Propone “una utopía liberal” que consiste en una democracia elitista en la cual habría una cámara de representantes elegidos que solo pueden administrar el gobierno. El poder legislativo radicaría en una segunda cámara formada por senadores que poseen el privilegio exclusivo de legislar. Deberán ser elegidos únicamente entre los triunfadores de esta sociedad, entre “los mejores alumnos de la clase”. Según Hayek, los triunfadores del mercado poseen una comprensión intuitiva de las normas abstractas que rigen la sociedad abierta, pues poseen una superioridad biológica adaptativa que se manifiesta, en forma indudable, por su propio éxito. Las leyes que dicten potenciaran el desarrollo de la competencia, del mercado y afianzarán el estado de derecho (Cap. 15). Vergara sostiene que toda la teoría de Hayek conduce a justificar esta utopía política irrealizable en la cual definitivamente todas las instituciones sociales, incluido el Estado, quedarían subordinadas a la elite del mercado. Hace suya la crítica de Polanyi y Hinkelammert: el intento de realizar lo imposible está destruyendo la naturaleza y la convivencia social. Polanyi decía una sociedad que no pone límites al mercado se autodestruye. Se trata de una ideología destructiva, un antihumanismo radical fundado en el mito del mercado autorregulado y benefactor (Cap. 19).

La obra de Vergara es un aporte destacable a la crítica latinoamericana teórica al neoliberalismo, iniciada en los ochenta, cuyos autores principales son Hinkelammert y Lechner, a los que integra los aportes críticos de Gray, Bourdieu, Arribas, Harvey y otros.

* Doctor en filosofía de la Universidad de Alberta, Canadá

Últimas publicaciones

Compartir:
https://uchile.cl/s113683
Copiar